archivo

Archivo de la etiqueta: Mística y Real Babilonia

Calderón de la Barca, P., Mística y real Babilonia, ed. F. Gilbert y K. Uppendahl, Kassel, Reichenberger, 2011. [Autos sacramentales completos, 73]. ISBN: 978-3-937734-87-3. 269 pp. + facsímil.

Una breve presentación de las circunstancias externas del auto precede al detenido estudio textual, a cargo de Uppendahl: se da cuenta de los testimonios existentes, se traza la historia de la transmisión textual y se discute la cuestión del doble título Mística y real Babilonia / El horno de Babilonia. Sigue la sinopsis métrica y un apartado dedicado a sus precedentes: las diversas fuentes bíblicas, otras piezas dramáticas con el mismo argumento y su relación con La cena de Baltasar y La torre de Babilonia en una especie de ciclo babilónico. La introducción también ofrece un demorado análisis del contenido dramático (asunto, protagonistas, desarrollo dramático, función estructurante del sueño y la trayectoria de los profetas Daniel y Habacú), unas notas sobre escenificación. La bibliografía, el texto crítico y anotado (con una extensión de 1978 vv.), el índice de notas, el aparato de variantes y la reproducción del facsímil ocupan el resto de las páginas del volumen.

El texto crítico puede verse en DADUN, el Depósito Académico Digital de la Universidad de Navarra, en el siguiente enlace.

Información relacionada: web de la Colección completa de autos sacramentales de Pedro Calderón de la Barca.

Anuncios

Estudio de la funciones del sueño en los autos sacramentales de Calderón, mucho más que un mero elemento estético.

Duarte, J. E., «La alegoría del sueño en los autos sacramentales de Calderón», en Teología y comedia en Calderón, coord. I. Arellano y J. M. Escudero, Anuario Calderoniano, 4, 2011, pp. 145-168.

Bien situado dentro de la tradición clásica y cristiana, Duarte plantea un estudio y clasificación de los sueños en la producción sacramental de Calderón: primero, se encuentran una galería de soñadores que contemplan imágenes, historias y visiones, como en Mística y real Babilonia o Sueños hay que verdad son, donde el sueño se erige en mecanismo para estructurar la obra; y, segundo, se aprecian también durmientes que solo realizan el acto de dormir, pero que contienen un abanico de significados alegóricos (sueño como muerte o pecado, caracterizador de personajes o ideas teológicas) en los autos.